lunes, 2 de abril de 2012

Donde han ido a parar todas las flores? Y dónde ha ido Hierba...? (*)







Pocas veces ocurrió un hecho tan extraordinario como el que protagonizó Minombresabeahierba, individuo que nació a los 72 años - hace esto 72 años - en una perdida aldea de los Andes argentinos, conocida como Villa La Angostura. Anciano ya Minombresabeahierba, de lecho humilde, mostró una excelente predisposición para convertirse en jubilado, cosa que logró no bien tuvo todos los papeles en órden como los requeria PAMI.

Pasado el tiempo y a medida que rejuvenecía, su espíritu emprendedor lo llevó a ocuparse del cuidado del jardín, incluyendo una minuciosa y sistemática persecución de las hormigas. Después se ocupó de jardines ajenos y hasta desempeñó un puesto municipal en el Botánico, encargado del regadío de los paseos publicos como Barrancas de Belgrano, Parque Centenario y Plaza San Martín.

Tan grato le era ese puesto, que permaneción en él no menos de veinte años, en tanto se especializaba en estudiar el comportamiento de las especies vegetales típicas de la zona como jacarandás, ceibos, jazmines y ombúes. A los 33 años sin dudarlo un instante, se inscribió en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aiires. Era tan estudioso Minombresabeahierba que casi una década después ingresaba al Bachillerato de Ciencias y Letras de un conocido colegio del barrio de Belgrano, con notas sobresalientes, alentando ya la firme intención de no detenerse hasta cursar las primeras letras en Salita Celeste.

Signado por una voluntad a toda prueba - lo cual era motivo de preocupación de sus padres - Minombresabeahierba (a quien sus amigos llamaban Hierbita) alcanzó la meta a la edad de 5 años, o sea cuando la mayoría de los niños comienza a tener conciencia del mundo. Hierbita situó por ese entonces los últimos recuerdos de su madre, una mujer de pocas luces pero hacendosa, buena ama de casa y mejor compañera de su marido. En la actualidad el matrimonio vive con ansias el prolegómeno de un momento especialísimo.

La señora está recupernado poco a poco su silueta estilizada, y en tanto aguarda el momento de la definitiva ingravidez, dedica sus días a ver televisión y a destejer mañanitas y escarpines color celeste, infatigablemente.



(*) Adaptación del cuento "El hombre regresivo" del libro "las paralelas no se tocan, nene" de Norberto Firpo.

21 comentarios:

LA NOVIA dijo...

Una muy interesante regresión Hierbita...
Es cierto, pocas veces visto, la mayoría nos conformamos con una existencia cronológica lineal.
Está bueno volver a leerte

Beso

Hugo dijo...

La vida está buena, no importa el orden en que se viva sino vivirla.

Abrazo Don!

MAGAH dijo...

Que bueno Hierbita, que bueno, volver a jugar debe haberte quitado todas las arrugas.
Abrazo, niño!

Myriam dijo...

¡Vaya, vaya, vaya Hierbita nacido en nuestra querida Villa la Angostura!

Qué placer volverte a verte por mi blog y gracias por tu historia regresiva y claramente entendible.

¡72! pero con un espíritu mucho más joven.

UN abrazo herbóreo.

Minombresabeahierba dijo...

Novia:

No hay nada mejor que el tiempo curvo, entre otras cosas curvas...


Besos

Minombresabeahierba dijo...

Hugo:

Sin duda, después de la 3er botella del vino,
¿a quien le importa el órden?

Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Magah:

No hay nda más hermoso que "Gatear"!

Besos

Minombresabeahierba dijo...

Myriam:

¿Nacido ó envejecido en Villa La Angostura?

Qué dilema!

Besos

Raquel dijo...

Bueno, bueno... si es que no nos habíamos dado cuenta de las posibilidades del tiempo regresivo, ¿verdad?

Besotes

Minombresabeahierba dijo...

Raquel:

"Volver es vivir un poco."

Besotes, Dama Musical

Etienne dijo...

Buscando y rebuscando, encontramos un poco del paso de Hierbita, aunque él no quiera ser reconocido.
Menos mal que volviste don Hierba!!
Abrazos sureños!

Zeithgeist dijo...

JAJAJAJAJ parece la autobiografia que contaba mi bisabuela en sus ataques de alzheimer.
xDD

era genial cuando te decia.. Y entonces esta mujer perdio la virginidad a los 3 anios... a los 3 anios yo tenia una munieca..
Nos daba cada julepe!

laura dijo...

volviste?, volvió?
no se da cuenta que lo extrañamos?
muy buen posteo, quiero mas


besos

tia elsa dijo...

Lo importante es que resultó una buena hierba. Besos tía Elsa.

Asun dijo...

Vaya, no sabía que fueras el archiconocido Benjamin Button. ¿O acaso es un familiar tuyo?

Pues nada, esperaremos al alumbramiento.

Besos

El Gaucho Santillán dijo...

El extraño caso de Benjamin "Minombre"!!!

Este post se me habìa pasado por alto.

Bien escrito.


Un abrazo.

nadasepierde dijo...

Me parece que su mamá fue una privilegiada que tenía televisión para ver mientras destejía sus escarpines!!!
pero me encantó la vida circular y regresiva... y me pregunto si en ese camino uno tendría alguna posibilidad de arreglar algunos detalles o cositas que se nos chispotearon... habrá esa posibilidad???
Y otra pregunta... de los 72 para allá...que pasa?

un beso, me encantó!

Yoni Bigud dijo...

Supongo que la vida puede leerse en cualquier sentido. Eso es lo bueno que tiene.

Excelente relato.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Y... 18.

Perdón.

censurasigloXXI dijo...

Querido amigo, seguro que si te dejo un buen café y mucha polémica sabrás quien soy.
Yo llevo mucho más de una década estudiando la fauna de dos patas de un pueblo y hay muy poco debajo de las boinas, amigo.

Obligada a escribir de incógnito por acoso a mi familia en el pueblo en el que vivo, me encontrarás aquí.

http://censurasigloxxi.blogspot.com.es/

Besos y cafelito.

Anónimo dijo...

Hola Don Hierba!!!Recien lo veo,como andaba al dope me puse a pasear por los viejos blogs...Parece que la Momordica esta haciendo milagros de rejuvenecimiento...si consigue por ahi(las momordicas)sigale dando nomas!!!Yo,ahora estoy esperando que caigan los pecanes,"dicen"que son buenas para la irrigacion cerebral...estoy impaciente,voy a tener que voltearlas a palos!!!
Que siga bien,mi amigo!!!
Gengi