viernes, 12 de agosto de 2011

Reivindicación del Caballero


Ante tantos blogs feministas de mujeres despechadas que atacan a la forma de ser masculina y sus actitudes, sin destacar sus virtudes sino inventando defectos inexistentes, incluso tildándolos de machistas, no me queda mas remedio que salir en defensa de los caballeros con la siguiente historia, por una justa reivindicación y en el que cualquier parecido con la realidad es verdad:

LA MUJER DEL HEPÁTICO (*)

"No, señor oficial, el Heriberto no tomaba. Es decir tomaba a veces. En las fiestas, por ejemplo. En la fiesta de compromiso de mi ahijada la Teresa, que fue el mes pasado. Allí se puso un poco achispado y después bien que vomitó todo. En casa nada por recomendación del doctor Fuentes, lo habrá oído nombrar, vive en la otra cuadra, que lo trataba del hígado porque el pobre Heriberto sufría de la bilis y eso parece que lo trastornaba tanto que aquí estamos todos al borde de la locura.

"Viera, cuando la Perlita, la mayor de nuestras nenas, esa que está sentada debajo de la higuera, se ponía al piano, él ya se volvía una furia y soltaba una sarta de guarangadas y se iba a la placita. La Perlita tuvo que dejar de estudiar el piano, allí que ahora el piano de vista, y eso que era muy buena alumna y que la profesora decía que tenía una mano como para concertista. El hígado es tan traicionero, ella se sentaba en el taburete y a él ya le atacaba. Siempre fue un poco cascarrabias, es cierto,y más desde que se jubiló, pero últimamente estaba imposible y se ponía a gritar y yo, bueno, me sacaba de las casillas que quiere.

"Desbocado fue siempre, hay que reconocerlo. Era un basilisco, y por pavadas que una persona normal tolera tranquilamente. Que no sabía cocinar, que no le planchaba las camisas, que las chicas no le obedecían, que ésto, que lo otro. No digo que a veces no tuviera razón, pero hay maneras. Lo de cocinar, por ejemplo. Mi finado papá era una persona de posición y yo de soltera jamás había puesto los pies en la cocina. Y lo de las camisas, francamente había un poco de capricho de mi parte por su afán de presumir, cuarentón como era, fíjese, me hacía dudar de su fidelidad.

"Tenía motivos, sabe, porque cuando lo subieron a jefe de mesa de entradas le pusieron una secretaria que no era muy trigo limpio, me entré que ni sabía escribir a máquina. Una flaca oxigenada que al Heriberto lo tenía medio engatusado,estoy segura, viera señor oficial cómo se molestaba cuando yo le decía alguan cosita. Hombre al fin. Son los tiempos, ya no les importa que uno sea seria y de su casa, al contrario, ahora corren contentos detrás de ésas locas.

"Discutimos muchísimo por ésa cuestión señor oficial, hasta que un buen día me voy a al gerencia, hablo con el gerente y hago cambiar a esa mosquita muerta por un muchacho. ¿Se cree que Heriberto me lo agradeció? Una semana estuvo sin hablarme, era para carnaval, me acuerdo porque a la Tota, la del medio,le dio una pateadura le fue a pedir unos pesitos para hacerse un disfraz de dama antigua, que yo después tuve que hacerle baños de asiento.

"Últimamente había bajado unos kilos, tenía los ojos hundidos y amarillos y yo le quité el vicio del cigarro. No me importba, le juro,que nos apestara con el humo de sus tagarninas, lo hice por su salud. Bien sabía él lo que le pasó al dependiente del mercadito por fumar como un murciélago. Por otra parte, si un hombre no tiene voluntad y se deja arrastrar por el vicio, allí debe estar su mujer, me parece. No me lo agradeció tampoco y al contrario,echaba chispas que descubría que yo le había tirado cigarros por el inodoro.

" O sea por una causa o por otra, casi no nos dirigíamos la palabra, y cuando abría la boca era sólo para protestar. Protestaba porque era mi costumbre escuchar las novelas de la televisión a la tarde, o porque usaba sus anteojos para leer, o porque lo destapaba de noche. Hasta me propuso que compráramos camas separadas, pero yo me opuese, claro, era un insulto. ¿Usted me ve tan gorda para no poder compartir una cama con mi marido? Ah, no, esa vez me desahogué en forma, soy joven todavía, y no hay derecho que a una la ofendan en lo más íntimo. Hasta las nenas se despertaron por los gritos y se pasaron la noche llorando.

" Mi amiga la peluquera me dijo que eso demostraba que en su vida había alguna otra, así que a los pocos días, no bien me entregó el sueldo, fui y le puse un detective particular. Un dineral me gasté, hasta los ahorros para el lavarropas. El detective no descubrió nada, o por lo menos eso es lo que me dijo, porque ningún hombre es de confiar y en una de ésas me ocultó algo, tonta de mi. Leí en el Selecciones que los maridos engañan a sus mujeres desde el tercer año de matrimonio y nosotros íbamos por el dieciseis, pero eso me dijo y tuve que creerle. Mi madre era muy celosa, porque mi padre era terrible, hasta que se rompió una pierna una vez que tuvo que tirarse de la ventana; y parece que yo la heredé, no sé si es una desgracia. Pero de todas maneras yo les abriré los ojos a mis hijas el día de mañana, y le estuve dando algunos consejos a la Teresa, la del compromiso, porque debemos estar en guardia en ésta época de tanta inmoralidad.

"Es horrible. El pobre Heriberto era tan ingenuo de soltero, mil veces me juró que yo fui su única mujer, y vea cómo se echó a perder. Eso de que las mujeres somos el sexo débil es pura mentira...

"Pero termine usted ese café que ya debe estar casi helado...

El oficial se puso de pie, se pasó un pañuelo por la frente, se espantó una mosca de la escuadrilla que revoloteaba en torno a las coronas. Echó un vistazo a la capilla ardiente, saludó y se fue.

Cuando llegó a la seccional, el comisario le preguntó:
- ¿Y?
El oficial contestó:
- Suicidio, nomás.


(*)Norberto Firpo, 1972.

45 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Sin duda ese es mi destino. En este momento debo estar llegando a la mitad del camino, la mitad del cuento, pero me espera un final trágico.

Sin embargo siempre me haré un tiempito para fumar a escondidas.

Buen regreso el suyo.

Un saludo.

Gamar dijo...

No es asesinato eso?

Steki dijo...

Ahhhhhhhh, qué bueno! Mire usted este Heriberto cómo terminó.

Besos de finde con un brindis, por supuesto, amigo.

Hugo dijo...

Un odontólogo hizo desastres por mucho menos.

Camino del sur dijo...

suicido no más, jajajjajajja, buen cuento merecido para la féminas hiper fanáticas.

Abrazos

Ricardo Miñana dijo...

Inquietante texto, siempre es un placer pasar por tu casa.
deseo tengas un feliz fin de semana.
un brazo.

Etienne dijo...

Yo, que me quiero mucho porque no tuve abuelas, me hubiera rajado antes que tomar esa decisión, pero no habiendo otra alternativa, le doy al oficial la razón...

Ya me andaba preocupando que no se diera una vuelta por el yuyal!

Abrazos!!

laura dijo...

aguantó mucho Heriberto, le doy la razón pobre hombre, si hasta a mí me dieron ganas de justificar su suicidio

ya le dije, muy bueno volver a "verlo"
besote

Viking dijo...

Es verdad, se echó a perder ese muchacho
Saludos

Alelí dijo...

jajjaja
ajajj

tu venganza es tremenda!

excelente.

VACACIONES EN ROMA dijo...

No puedo creer que regresò, no he querido preguntar ante tanto silencio por respeto, pero celebro su vuelta.

Hierbita, solo digo algo, lo mejor que uno puede hacer cuando no està contento es RAJAR, lo digo siempre, que no me vengan con eso que yo no voy a dejarle esto o lo otro, de ambas partes, acà no hay diferencia de gèneros, hay tantas mujeres turras como tipos, nadie està libre de pecado.
Cuando se està bien de la cabeza, cuando uno se la ve venir lo que sea, asesinato, suicidio etc etc hay que pensar bien y es preferible dormir en un sillòn meses enteros a dormir con el enemigo/a.

No nos abandone nuevamente.

Un abrazo.

LadyMarian dijo...

No entiendo a las mujeres y a los hombres (ojo!) despechados. En esos casos yo me enojo muchisimo conmigo por mi ceguera ante lo que era visible desde el primer día. Sí, el primer día, porque yo creo que absolutamente TODOS los datos sobre los demás están desde el primer momento, sólo hay que saber descubrirlos o intuirlos. Además el despecho es gracioso porque ya se sabe que muchísimas veces es justamente lo que atrajo en el primer momento lo que más fastidia al final. (Por ejemplo: el bohemio pasa a ser visto como irresponsable, el trabajador después es adicto al trabajo, el seductor luego es mujeriego, el aventurero se convierte en poco comprometido, el vital y saludable pasa a ser vegetariano y deportista obsesivo, el sensible es llorón, el responsable pasa a ser aburrido, etc.) Y uno es el que no vio o cambió la visión! Yo tengo tendencia a enojarme conmigo, no con el otro. En esos caso me digo "jodete por boluda" (sí, no soy fina conmigo!) Eso sí, con humor! Todo se tolera mejor si nos reímos de nosotros mismos!

Me parece que quizás Heribertito quiso hacer sentir culpable a los otros con su suicidio... Y sospecho que no funcionó! jaja Quizás si hubiera tratado de manipular a la bruja le habría funcionado. Aunque en mi caso no le funcionó porque yo le dije "Hacé lo que quieras, yo no te voy a frenar, ahí está el balcón". Obvio que no se tiró! Ya se sabe que el que anuncia no suele concretarlo!

Muy buena su defensa de los caballeros!! Me imagino que habrá dejado pensando a los despechados y las despechadas (aaay!, estoy hablando como nuestra querida Cristina!)

Besos

tia elsa dijo...

No hay duda sos un machista. Besos tía Elsa.

Natàlia Tàrraco dijo...

De nuevo por aquí, Minombre...me congratula un ciento.

Desde luego se lo tomó muy a pecho, o muy por el hígado, y a lo hecho !pecho! cada cual con su particular suicidio, nomás.
Más bien sería lógico una inmolación de féminas visto el pájaro, pero aguantaron que tenemos mucho aguante, demasiado, diría yo, por un decir.
Beso con sabor a espumas marinas veraniegas, acá.

Cris dijo...

Regresoooó , lo dabamos por perdido ! se ve que anduvo reflexionando mucho , que escrito se mandó!Me llevo ésto con su permiso!
"Es horrible, mil veces me juró que yo fui su única mujer" (voy a ver si el Caballero se reivindica)
Saludinguis
Cris//mujeresdesincuentay

Ico dijo...

jajaj...muy bueno.. ¡¡ Los hombres latinos, los que no son machistas, sonmuy caballeros, doy fe de ello, por estos lares se ha perdido eso..

El Gaucho Santillán dijo...

Un gusto leerlo de nuevo, amigo!!

Mire, despuès de ve esto, entiendo algo mas a Barreda.

Un abrazo.

Verónica Marsá dijo...

Pues si hasta el pobre oficial se secaba el sudor y le aguantó a la señora del susodicho un sólo monólogo, ¿Cómo estaría el pobre esposo? ¡Hasta la coronilla!
Fíjate si tenía ganas de leerte que hasta te doy la razón! Jajajjaa!

Besito profedefensor de losheribertosapachurrados!

Zeithgeist dijo...

genial! ahora, lastima lo del suicidio, yo ya me imaginaba venir una gran BARREDA. xD

clau dijo...

Impresionante!!! muy bueno Minombre!!! Pobre Heriberto, me trajo algunas reminicencias del pasado el pobre infelí... besos

nadasepierde dijo...

Tiene razón, mire lo que le digo, En general las mujeres se creen que siempre tiene razón, pero ojo, eh!!!...lo digo por las demás, claro, YO NO; que le quede claro!!!!

un beso y feliz dia del niño! ;)

A.R.N. dijo...

que aguante!!!
los dos.
y no sigo escribiendo porque me pongo a filosofar y esto quiere ser divertido.
beso

Minombresabeahierba dijo...

Yoni:

Siempre es bueno, parar a mitad del camino a tomar un buen vino.

Quien dice uno, dice dos, tres... y a veces uno se queda ahí nomás.

Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Gamar:

Coincido, Asesinato agravado por el vínculo.


Abrazo Rojo

Minombresabeahierba dijo...

Steki:

Brindemos por Heriberto, y por que no por la Delfino también!

Besotes

Minombresabeahierba dijo...

Hugo:

Si lo sabré como me dejó la boca! Ah usted se refiere a mi nuevo vecino de barrio!

Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Camino del Sur:

¿Sería una esposa demasiado sobreprotrectora?

Besos

Minombresabeahierba dijo...

Ricardo Miñana:

Pase cuando quiera, siempre hay un plato en la emsa!

Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Etienne:

Me recuerda a la actitud de los animales silvestres cuando se sienten acorralados por el cazador, cazadora en éste caso.

Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Laura:

Por ser suicidio justificado, el buen hombre no va a juicio al menos!

Besote

Minombresabeahierba dijo...

Viking:

Y si los amigotes de la infancia lo llevaron por el mal camino!

Besis

Minombresabeahierba dijo...

Alelí:

Espero que le haya quedado cargo de conciencia a al esposa!

Vesos

Minombresabeahierba dijo...

Vacaciones en Roma:

Yo he dormido de parado, en el balcón, en el sótano, en el palier del edificio, etc. porque el enemigo me rajaba nomás, ni por decisión propia!

Besos

Minombresabeahierba dijo...

Lady Marian:

¿Le dije que soy un bohemio, seductor, aventurero y sensible?

Eso si, bien vago, no me va eso de trabajador ni deportista!

Besotes

Minombresabeahierba dijo...

Tía Elsa:

Y eso que me visto de rosa siempre pàra disimular!

besisssss

Minombresabeahierba dijo...

Natalia:

Por algo hay una superpoblación de viudas!!!!

Besosss

Minombresabeahierba dijo...

Cris:

Yo me hubiera pasando al otro bando, por un 1% de lo que le hizo esa mujer!

¿Ah le dije que hoy voy a la Marcha del Orgullo Gay?

Besitis

Minombresabeahierba dijo...

Ico:

Mi caso es el del caballero, aunque el de la armadura oxidada y la artrosis galopante!

Besotess

Minombresabeahierba dijo...

Gaucho:

Como la delfino, siempre al pie del cañón yo!

Justamente aquí matéabamos con Barreda, quien le manda un afectuoso saludo.

Gran Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Verónica La Griega:

Gracias por su apoyo incondicional!
¿Plantó tomates?

Besotes miprofedefensoradepobresyausentes

Minombresabeahierba dijo...

Zieithgeist:

Es Que Heriberto era un hombre de bajo perfil, bajo la tumba.

Besitis

Minombresabeahierba dijo...

Clau:

El pasado nunca vuelve igual!
(Se potencia....)

Besotessssssssssss

Minombresabeahierba dijo...

nadasepierde.

Tiene razón !!!
(Yo por las dudas no la contradigo)

Besos

Minombresabeahierba dijo...

ARN:

Divertido, porque usted no fue al velorio de Heriberto!

Besitissss

Ro♥ dijo...

Ese Heriberto debe haber sido flor de piedrita pa'la onda!
pobre mujer
in-can-sa-ble ella!
tan luchadora que se saliò con la suya nomàs :P



Muy bueno el relato don Hierba!


Abrazo♥